“Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto? Le dijo: Sí, Señor; yo he creído que tú eres el Cristo, el Hijo de Dios, que has venido al mundo.”
‭‭[Juan‬ ‭11:25-27‬]



“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.”
[‭‭Juan‬ ‭3:16‬]


El propósito de Dios en darnos a su Hijo es que vengamos a ser poseedores de Vida Eterna: Hijos divinos redimidos de pecado, temor, esclavitud y muerte.  

Poseer Vida Eterna significa libertad absoluta
de corrupción y mortalidad.

Nos corresponde entonces a cada uno de los hijos echar mano de la Vida Eterna, asegurando permitir al Espíritu Santo santificar nuestro corazón de corrupción y muerte, para quedar verdaderamente establecidos en Vida Eterna.

Una de las más destructivas obras del diablo es el temor a la muerte, con el cual se asegura el estado de esclavitud en una persona. Abba conoce esta terrible obra satánica y ha provisto de manera muy específica nuestra libertad de la misma:


“Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo, y librar a todos los que por el temor de la muerte estaban durante toda la vida sujetos a servidumbre.”
[Hebreos‬ ‭2:14-15‬]


La obra de redención que Dios opera en cada hijo(a) que le recibe y le permite hacerla, resulta en absoluta libertad de esclavitud causada por el temor a la muerte; nos trae a poder cruzar “el valle de la sombra de muerte” sin temor alguno porque Dios está con nosotros.

La partida a casa de un hijo, es un evento de Vida Eterna, un evento de Victoria y de Gloria.

  •   ¿Qué opera en tu corazón hoy?
  • ¿Temor a la muerte o Vida Eterna?

Asegúrate de permitir al Espíritu Santo santificar tu ser entero de todo indicio de corrupción, temor y muerte para que disfrutes cada momento que Abba te concede en esta tierra, participando de sus obras y declarando Verdad:


“Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.”
‭‭[Romanos‬ ‭8:38-39‬]


Un pensamiento en “¿Qué significa que yo posea Vida Eterna?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.