¿Buscas una solución eficaz para el problema de depresión de un amigo ó familiar?

¡TÚ PUEDES AYUDARLE A SALIR DE ESA CÁRCEL!

¡Descubre la Perspectiva Correcta para guiarle a poseer LIBERTAD ABSOLUTA!

  • ¿Estás cansado de terapias y métodos que ofrecen ayudar pero no proporcionan resultados permanentes?
  • ¿Te has sentido frustrado porque el estado depresivo de esa persona se agrava a pesar de tus esfuerzos y buenas intenciones?
  • ¿Estás interesado en conocer el verdadero origen de esta condición y la solución eficaz para remediarlo?
  • ¿Temes que la depresión acabe por destruir por completo la vida esa persona?
  • ¿Sientes que ya no puedes más seguir tratando de sobrellevar los síntomas de esa persona con depresión?
  • ¿Te desesperas porque la persona deprimida parece no querer salir de su estado?

Si tu respuesta a alguna de estas preguntas fue “Sí”, entonces este es el documento más importante que leerás en tu vida.



“¡AUXILIO!

¡Mi amigo no desea seguir viviendo!…¿Qué puedo hacer?”

No podemos negar el dolor y desesperación de las personas que conviven con un familiar ó amigo que padece depresión. Ellos al igual que el paciente, sufren los estragos de este mal al contemplar la auto-destrucción de la persona a quien aman, viéndola desmoronarse perdiendo interés por la vida, sin sueños, sin metas, sin propósitos. Está comprobado que mientras el paciente enferma de depresión, junto con él enferman su familia, amistades y relaciones. El daño que causa la depresión es devastador, buscando a toda costa cobrar la vida del individuo. Pero ¿acaso hay algo que tú puedes hacer para ayudar a la persona que está en este estado? La respuesta es…. ¡ABSOLUTAMENTE SÍ!

En los últimos diez años, se ha duplicado el consumo de anti-dpepresivos en el mundo y nos resulta cada vez más común encontrarnos personas hundidas en esta condición. Las estadísticas de este problema son alarmantes; el número de jóvenes que intentan suicidarse, la cantidad de madres que después de dar a luz sufren un severo desequilibrio hormonal (depresión post-parto), el aumento de niños con necesidad de un tratamiento para la tristeza profunda provocada por estrés, maltrato ó abuso, el número de hombres de la media edad dependientes de tranquilizantes porque no pueden hacer frente a su realidad económica, entre otros. Ahora, cuando un caso como estos resultan parte de nuestro diario vivir, nos vemos batallando con los síntomas del enfermo y con la frustración de no saber cómo tratar la situación. La buena noticia, es que hay otra manera de tratar con la depresión que resulte en beneficio de esa persona, y que esa herramienta está a tu disposición ahora mismo.

Imagina la diferencia en tu situación, si en lugar de batallar con los SÍNTOMAS de la enfermedad de tu amigo, pudieras atacar el problema desde EL ORIGEN donde esta condición se produce.

¿Porqué los tratamientos psicológicos y psiquiátricos no ofrecen una recuperación total y permanente para el enfermo? El problema está en que los estudios y teorías de las ciencias humanas carecen de la comprensión del diseño del ser humano basado en lo que el Creador del hombre ha revelado al respecto; de tal forma, que las soluciones no están siendo aplicadas directamente al área de origen. Lo que se administra al enfermo entonces, funcionan como elementos que “adormecen los síntomas” brindando alivio temporal a esta condición ayudándole a vivir con la depresión “bajo control”.

Este libro NO pretende competir con dichas teorías y tratamientos, pero SÍ persigue equiparte con una comprensión del diseño del individuo en sus tres ámbitos estructurales: Físico, Anímico y Espiritual, que haga posible un diagnóstico correcto de los síntomas y causas de la enfermedad, ayudándote a que puedas servir adecuadamente el proceso de esa persona con depresión, para llevarle a poseer libertad y verdadera sanidad.

¿Listo para descubrir cómo lograrlo?

¡Aquí está la herramienta que necesitas en la prestación de servicios eficaces a las víctimas de la depresión!

Este testimonio impactara tu vida!

Ésta es la historia de Estrella Montealegre, una mujer que después de estar sumergida en la depresión por muchos años, terminó atentando contra su propia vida. Su hermano Cristóbal Montealegre, autor de este libro “Venciendo la Depresión Psicológica.”, sirvió y apoyó el proceso de Estrella (como el de muchas otras personas) durante su tiempo más crítico de depresión, ayudándole a recibir la solución provista por el Creador, la cual hoy comparte contigo.

“El día 13 de Febrero del 2008 intenté quitarme la vida. Había estado deprimida por años, y aunque había conocido al Señor desde la edad de 5 años y le amaba con todo mi corazón, pasaron muchas cosas en mi vida que poco a poco me hicieron dudar de su amor. Con todo, seguía leyendo mi Biblia y orando pero siempre me sentía llena de culpa.


Todos sabían de mis “talentos” y de todos mis logros: Tocaba la guitarra, el piano, el acordeón, el órgano, componía música, escribía poesías y hacía muchas manualidades. Humanamente y espiritualmente sentía que tenía mucho de que gloriarme. El problema es que en lo profundo de mi ser me sentía VACÍA. Nada de esto me llenaba de satisfacción. Dejé de tocar el piano, de componer música y todo lo demás. Sentía que me ahogaba debajo de todas mis posesiones y proyectos que tanto había apreciado en otro tiempo.


Cuando intenté suicidarme, me aseguré de que no sobreviría a este evento.Sin embargo, Dios tenía otros planes para mí. Me había cortado las venas y cuando me encontraron, de las 14 unidades de sangre que debería tener en mi cuerpo solamente me habían quedaban por lo mucho 2. En el camino al hospital, tuvieron que resucitarme dos veces. Cuando volví en mí, el primer rostro que recuerdo ver, fue el de mi hermano Chris sonriéndome.


Durante mi recuperación, estuvimos 8 meses viviendo con mi hermano y mi cuñada, y estuve recibiendo terapia física por un periodo largo. A través de mi hermano Chris comencé a oír cosas que nunca habia escuchado como: “Dios quiere servirte”, “Dios te ama y te ha adoptado como su hija”, “El Padre Celestial no te condena por nada de lo que has hecho; todo está perdonado”. Pero en ese momento, yo no entendía nada.


El tiempo pasó y pude aprender a levantarme sola de la cama, de la silla o sillón, pude caminar sola sin ayuda del bastón. Mi mano y brazo izquierdo recobraron movimiento y fuerza poco a poco. Sin embargo en las semanas siguientes, comencé a tener ataques de pánico en las noches. No podía dormir y si apenas lograba conciliar el sueño, me despertaba gritando. Mi terror era tan grande, que nada me tranquilizaba. Tenía a todos despiertos con mis gritos llantos y dolores físicos. Yo no me aguantaba ni a mí misma. ¡Estaba viviendo un infierno!


Mis familiares y amigos me hablaban, me invitaban a ir aquí y allá, pero yo insistía en seguir encerrada en mí misma. Al fin decidí separarme de todos y me encerré en mi recámara para no salir más, ni siquiera al patio. Así estuve por 7 meses. Un día en medio de mi tormento le grité a Dios: “¡ESTÁ BIEN, AQUI ESTOY! ¡YA NO PUEDO HACER NADA!! ¡YA NO PUEDO VIVIR ASI! ¡AQUI ESTOY!! ¡Esto era lo que Él estaba esperando! y al fin tuvo la libertad de servirme. ¿De qué manera? Dándome paz, sanando mi corazón, mi alma, mi mente y aún mi cuerpo.


Entonces llegó el día de Acción de Gracias, y mi hermano Chris llegó a mi casa de sorpresa. Traía comida de ese día especial. Lo dejé entrar pero tenía miedo de que me fuera a regañar por no salir de la casa. Cuando él entró a mi cuarto oscuro, me abrazó y se sentó a mi lado. Me preguntó cómo estaba, no me regañó, no me cuestionó ni nada. Solo me preguntó si podía venir a visitarme. Le dije que sí. Le expliqué a mi hermano que había sido necesario que estuviera allí a solas con Dios para que Él tomara los pedazos de mi vida y de mi corazón e hiciera una persona nueva, totalmente nueva y la persona que Él quiere que sea por el resto de mi vida, no la que los demás han estado esperando ver. Ese día mi hermano y yo hablamos cinco horas.


Llegó el día de Navidad y mi hermano nos invitó a una cena con todos los amigos en su casa. Yo le puse la excusa de que no tenía nada que ponerme porque a causa de todas las medicinas que tomo subí mucho de peso. Pues mi hermanito llegó a mi casa con varios cambios de ropa que él mismo fue a escoger y a comprar. Cuando no me quedaron, se fue a la tienda a cambiarlos hasta que me quedó algo. Dios me conmovió ese día y una vez mas me comprobó su amor, cuidado, paciencia,etc. a través de mi hermano. Fuimos a la cena y tuvimos una noche maravillosa con todos.


Así que desde ese día de Navidad de 2009, mi Padre me sacó del encierro que Él usó para darme vida, Su vida. Ahora soy otra persona, llena de paz, de amor, gozo, y amor por todos.


Dios me ha permitido caminar, tener mi memoria, y hacer muchas cosas como poder escribir este testiminio de mi propias manos aunque mucho mas lento que antes. Pero soy feliz y estoy muy agradecida que Él no me dejó ir sin realmente conocerle. ¡Qué misericordia! ¡Qué amor! ¡Qué paciencia! ¡Me esperó 53 años y ahora soy libre! Completamente libre.


¿Listo para usar esta herramienta?
Haz click aquí para ordenar el libro.

Esto es sólo una muestra de lo que aprenderás con este libro:

  • Recibirás la orientación que necesitas de manera sintetizada, para servir a personas en estado depresivo.
  • Comprenderás más claramente la condición del paciente con depresión, al conocer los detalles del conflicto interno que este vive.
  • Conocerás cómo responder adecuadamente ante los síntomas del enfermo, al conocer el ciclo destructivo que su estado genera.
  • Podrás establecer medidas de prevención para evitar que tú mismo, u otras personas, caigan en este estado al que somos propensos todos los seres humanos.
  • Reconocerás el origen que causa que el paciente esté en tan terrible estado.
  • Tendrás una nueva perspectiva del problema de depresión psicológica, al comprender básicamente el diseño fundamental del ser humano.
  • Serás capaz de identificar la operación y solución real del problema de depresión.
  • Poseerás el fundamento para brindar los cuidados específicos para la persona con depresión, que si bien no son una receta mágica, constituyen la clave para que este reciba libertad plena.
  • Recuperarás la fe y la esperanza al conocer lo que el Creador ha provisto para revertir el estado depresivo.
  • Comprenderás cuál es tu parte en el proceso de sanidad de esa persona, permitiendo que la substancia misma del individuo sea regenerada para que sí mismo tenga vida.
  • Estarás equipado para no tomar ofensa por el comportamiento de la persona en depresión, al comprender el desgaste causado en el paciente por la constante acumulación de culpa y amargura.
  • Poseerás una herramienta que no “alivia” la depresión, sino que hace invulnerables a los individuos a su recurrencia, lo cual les equipa por experiencia propia a ayudar a otros que se encuentran atrapados en las garras de este formidable enemigo de la humanidad.
  • Estarás facilitando que esta persona pueda transformarse en un individuo a prueba de depresión.

Y mucho más…

¿Listo para tomar estos beneficios? Haz click aquí para ordenar el libro.



Todo esto es fantástico…. pero, ¿este libro realmente funcionará para mí?

Cuando se trata de ayudar a alguien en necesidad, es común tener sentimientos encontrados pues por un lado existe el deseo de hacer algo por la persona en depresión pero por otro, nos sentimos NO CALIFICADOS para realizar esa tarea. No importa cuánta preparación académica tengamos; nadie que se enfrenta a un hijo con intenciones de suicidarse, a una esposa con depresión post-parto, ó a un padre dependiente de drogas para mantenerse emocionalmente estable, se siente que contar con el conocimiento y la preparación necesaria para tratar con el problema de depresión, sin embargo estas personas tienen forzosamente que responder ante la adversidad que atraviesan en su familia y buscar una solución.

Esta herramienta ha sido creada precisamente para brindar el apoyo a cualquier persona que está batallando con alguien en estado depresivo y dice: “¿Qué hago?” No hay necesidad de más. Aquí NO encontrarás un manual de terapias o tratamientos psicológicos, pero sí una guía de verdades eternas que si tú aceptas y recibes en tu vida, podrás compartir con quienes están en tan terrible condición, para llevarles a ser plenamente libres.

¿Listo para comenzar? Haz click aquí para ordenar el libro.



NO HACER NADA…. ES HACER ALGO.

Quedarnos de brazos cruzados siempre será una opción, pero debes tener en cuenta el precio de ignorar las verdaderas causas que provocan la depresión en ese ser amado. La falta de comprensión del problema solo provocará que sigas REACCIONANDO frente a los síntomas del enfermo agravando su condición. Probablemente pienses en continuar buscando por otros medios, pero CARECER de esta herramienta solo te llevará a seguir poniendo “parches” a un problema que necesita ser tratado de raíz.

Si el problema es de FONDO ¿porqué seguir tratando de arreglarlo en su FORMA? ¡Vayamos directamente al origen de la depresión y descubramos la solución definitiva que el Creador ha provisto!

¿Listo para tomar acción? Haz click aquí para ordenar el libro.



No es casualidad que hayas encontrado esta página!

Es una gran oportunidad!

este libro tiene un valor de $10.00 USdlls pero por tiempo limitado lo puedes descargar por solo:

$5.99 USdlls

 

El envio es instantaneo

Una vez realizado el pago recibirás inmediatamente un link para descargar el E-book en PDF.

¡HAGA SU PEDIDO AHORA MISMO HACIENDO CLICK AQUI

DESCARGA INSTANTÁNEA. SIN ESPERAS. SIN ENVÍOS.

Descarga instantánea en formato PDF.

Es fácil pedir “VENCIENDO LA DEPRESIÓN PSICOLÓGICA”



Una vez realizado el pago recibirás inmediatamente un enlace para descargar el libro en formato de PDF.

Si tienes alguna duda escríbenos:

ht@itransform.net



========================================================





Los mejores deseos,


Cristóbal Montealegre
Humanidad Transformada